Además de Will Smith, conoce a los otros 5 miembros que han sido expulsados por la Academia


Al actor de ‘El príncipe de Bel-Air’ le han prohibido participar en los Oscar por 10 años. La Academia tomó esta decisión tras el triste asunto de la bofetada a Chris Rock.

Tras casi dos semanas de vacilaciones y controversias, la Academia de los Oscar ha emitido su veredicto respecto al caso Will Smith. El intérprete no podrá acudir a una ceremonia de los premios durante los próximos 10 años, lo que se suma a la decisión del propio actor de dimitir como miembro de la organización. Las consecuencias de la bofetada que propinó a Chris Rock encima del escenario el pasado 27 de marzo no se han hecho esperar.

Además de estas decisiones protocolarias, la carrera del protagonista de El método Williams ya se está resintiendo. Según informa THR, Fast and Loose, una cinta de Netflix en la que andaba metido, se ha quedado sin director y, aunque la compañía había empezado a buscar sustituto, ha decidido pausarlo tras lo ocurrido en la gala. Al mismo tiempo, Smith estaba en preparación para Bad Boys 4, pero Sony también ha puesto la producción en ‘stand by’. Las dos empresas han debido pensar que es mejor dejar que pase la tormenta antes de seguir adelante con los preparativos.

Will Smith se queda sin dos películas (de momento) tras la bofetada a Chris Rock

La bofetada ha causado un enorme revuelo en Hollywood -no es para menos- pero no ha sido la única ocasión en la que la Academia ha tenido que intervenir y tomar una decisión. Aquí recopilamos otras personalidades que también han sido expulsadas de la organización y, lamentablemente, la agresión de Will Smith no es lo peor que ha sucedido.

CARMINE CARIDI


Carmine Caridi, conocido por haber sido Carmine Rosato en El Padrino 2 y Albert Volpe en El Padrino 3, fue el primer actor en ser expulsado de la Academia. Sucedió en 2004 y, viendo otros casos, el suyo casi parece una travesura infantil. Caridi fue encontrado culpable por hacer circular copias confidenciales de películas que terminaban en Internet.

En 2017 se defendió en una columna de The Hollywood Reporter: «Le estaba haciendo un favor a un tipo y me jodió. ¿Quién se iba a imaginar que los iba a poner en internet?», señaló. Para evitar ir a prisión, Caridi entregó a su cómplice, Russell Sprague, y pudo evitar una condena. Lo que no pudo esquivar fue la sanción de la Academia. Y con razón.

Harvey Weinstein


Thomas Hawk

El famoso productor Harvey Weinstein, que solía realizar feroces campañas para que sus películas fueran representadas en los Oscar -así consiguió que Shakespeare in love fuese considerada por la Academia-, fue expulsado en 2017. Las razones no son desconocidas para nadie.

Después del sonado escándalo por sus acusaciones de agresión sexual y violación, la organización no tuvo otro camino más que expulsarle como miembro. La Academia condenó estos crímenes e implementó un nuevo código de conducta, afirmando que los Oscar no toleran «personas que abusan de su estatus, poder o influencia».

Bill Cosby


Otro grande de Hollywood que ha caído en desgracia por una razón de peso es Bill Cosby. El cómico era uno de los actores más populares de Estados Unidos gracias a su papel de padre ideal en La hora de Bill Cosby hasta que en 2018 todo se desmoronó. Su faceta de depredador sexual, desconocida hasta el momento, salió a la luz.

Fue condenado a 3 años de prisión en septiembre de 2018 por drogar y violar a Andrea Constand, una joven a la que había invitado a su casa en 2004. La Academia lo expulsó un mes después. La sentencia de Bill Cosby fue la primera de la era #MeToo. Se considera una gran victoria en la lucha contra la violencia sexual contra las mujeres. Cosby salió de prisión en junio de 2021.

Roman Polanski


Roman Polanski es uno de los directores más reconocidos por la crítica y resultó ganador del Oscar en 2002 por El pianista -lo consiguió en su cuarta nominación-. Polanski disfrutó de fama y una buena reputación profesional a pesar de que, en 1977, fue acusado de violación por una joven de 13 años de edad. Después de conocerse el caso, el cineasta huyó de Estados Unidos y se recluyó en Europa. De haber pisado suelo estadounidense una vez más habría terminado en prisión.

La Academia no tomó ninguna decisión hasta 2018, cuando le expulsó de la organización. El movimiento #MeToo y las expulsiones de Cosby y Weinstein pusieron de relieve que Polanski no podía seguir siendo académico. Aún así, el director mostró su descontento y aseguró que no tuvo posibilidad de ser escuchado.

Adam Kimmel


Adam Kimmel ha trabajado como director de fotografía desde los años 80. Primero con videoclips y luego con largometrajes como Truman Capote, Nunca me abandones o Lars y una chica de verdad. Pero va a tener difícil volver a trabajar -al menos con los más grandes-.

Resulta que Kimmel es un agresor sexual de menores. Fue arrestado hasta en dos ocasiones por molestar a jóvenes, en 2003 y 2010. En la primera detención, Kimmel fue declarado culpable de violación en tercer grado y en la segunda fue acusado de agresión sexual de cuarto grado. Al enterarse de ello en 2021, la Academia, lógicamente, le expulsó.