Brendan Fraser estuvo a punto de morir en el rodaje ‘La Momia’: «Me ahogué por completo. Fue aterrador» – Noticias de cine



El mítico actor está de vuelta en Hollywood y protagonizará lo nuevo de Darren Aronofsky, ‘The Whale’, y ‘Batgirl’, pero siempre le recordaremos por sus éxitos de taquilla en los 90 y 2000.

Brendan Fraser está de vuelta en Hollywood tras más de una década alejado de los grandes papeles a los que estuvo acostumbrado durante un tiempo. Una de las estrellas de moda en el cine ‘mainstream’ de los años 90 y 2000, el actor estadounidense, que ahora tiene 53 años, se ha convertido en la estrella de la nueva película del aclamado cineasta Darren Aronofsky, The Whale, y también jugará un papel fundamental en la película Batgirl de DC.

En la nueva película del director de Cisne Negro y Réquiem por un sueño, la primera desde Madre! en 2017, Fraser está absolutamente irreconocible. El intérprete encarna a un hombre de mediana edad que pesa casi 300 kilos tras años lidiando con la culpa de haber dejado a su familia y que trata de reconectar con su hija adolescente -a la que, por cierto, interpreta la estrella de Stranger Things, Sadie Sink-.

No se avecina precisamente una mala época para el mítico intérprete de La Momia, George de la Jungla y Viaje al centro de la Tierra, pero la realidad es que la meteórica carrera que parecía depararle el destino a Fraser hace 20 años ha estado muy lejos de ser una realidad. Tras las increíbles recaudaciones de Viaje al centro de la Tierra y la tercera entrega de La Momia, La momia: La tumba del emperador Dragón, en 2008, el intérprete acumuló varios fracasos a ojos de la crítica, protagonizó un enfrentamiento con un productor por un papel protagonista en La leyenda de Guillermo Tell que finalmente no salió y se pasó años encadenando papeles en televisión sin que ninguna de las series que le fichasen terminase de ser un éxito. La más conocidas, The Affair y Doom Patrol, en la que fue Robotman durante tres temporadas. Lo cierto es que nunca dejó de trabajar, pero Fraser aseguró en 2018 estar en «la lista negra de Hollywood» y haber sido apartado por completo de cualquier gran proyecto que pudiera surgirle.

Brendan Fraser aparece irreconocible en su primer papel como protagonista tras más de una década

Brendan Fraser dejó de ser una estrella, pero siempre le recordaremos por su paso por tantas películas míticas en la era dorada de su carrera. Experiencias que él mismo tampoco olvidará y que le dejaron huella. Incluso estuvo a punto de morir durante el rodaje de La momia en 1999.

Durante el rodaje de la inolvidable película, la primera de la saga, el elenco y el equipo tuvo que lidiar con serpientes, tormentas de arena y enfermedades mientras rodaban, pero la experiencia más impactante y peligrosa la vivió el encargado de interpretar al aventurero Rick O’Connell en sus propias carnes.

Me ahogué por completo. Fue aterrador

Sucedió durante el rodaje de la escena en la que Rick O’Connell está a punto de ser colgado públicamente mientras Evie (Rachel Weisz) trata de negociar por su vida y, según han relatado, la secuencia estuvo a punto de ser una realidad. «Rick está colgando al final de la cuerda, y es un tipo tan duro que su cuello no se rompió. Hicimos la toma amplia, en la que el especialista descendía, tenía un arnés puesto y quedaba genial», explicaba Fraser en 2019 para un reportaje de Entertainment Weekly con motivo del vigésimo aniversario de la película. Pero luego tuvieron que rodar el primer plano.

«Había una horca de verdugo y una cuerda de cáñamo atada a una soga que se colocó alrededor de mi cuello», recordaba el actor. «El especialista tomó la tensión de la cuerda y yo me levanté sobre las puntas de mis pies, luego supongo que él tomó la tensión de nuevo y, como no soy una bailarina, no podía apoyarme sobre la punta de mis pies».

Recuerdo haber visto cómo la cámara empezaba a girar, y luego era como un iris negro al final de una película muda. Era como bajar el volumen del estéreo de tu casa, como si la Estrella de la Muerte se apagara. Recuperé el conocimiento y uno de los técnicos de emergencias médicas estaba diciendo mi nombre

Stephen Sommers, el director, recordaba el incidente de manera diferente, sin embargo, y culpaba directamente al actor: «[Brendan] tiene toda la culpa. Aprieta la soga y luego, cuando estamos a punto de rodar, trata de hacer que parezca que realmente lo está estrangulando. Supongo que le pilló la arteria carótida, o lo que sea, y lo dejó inconsciente. Se lo hizo a sí mismo». «Stephen necesitaba vender que Rick se estaba ahogando, así que, técnicamente sí, fue mi culpa, estaba siguiendo las instrucciones de mi director para venderlo», se disculpaba el actor.

Y, por si te lo estás preguntando, tienes que saber que sí, que aquella toma es la que forma parte de la película: «Tengo que decir que lo que ves en la película es la toma que hicieron, que tuvieron que cortar porque momentos después yo estaba fuera de juego».

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter