Cómo Alexander Skarsgård se convirtió en el vikingo de ‘El hombre del Norte’: 10kg extra de músculo y problemas con los que no contaban – Noticias de cine



El actor da vida al protagonista de esta épica aventura dirigida por Robert Eggers que puedes encontrar en cines.

Alexander Skarsgård es, con sus 1,94m, un tipo bastante corpulento. Aún así tuvo que ganar casi 10 kilos de músculo para protagonizar El hombre del Norte. «Queríamos que Alex tuviera un aspecto un poco más grueso, un poco más vikingo», declara el preparador Magnus Lygdbäck en Insider, «Necesitábamos que pareciera un oso pero se moviera como un lobo». La película de Robert Eggers supuso un reto muy exigente para su protagonista, quien tuvo que prepararse duramente para dar vida a Amleth, el príncipe destronado en busca de venganza.

Skarsgård llevaba mucho tiempo intentando que el proyecto viese la luz y estaba increíblemente emocionado para comenzar el viaje, aunque supusiera un esfuerzo físico. «El nombre de mi personaje, cuando es un guerrero al comienzo de la película, es ‘Bjorn Ulfur’, que significa oso lobo. […] Soy un poco demasiado delgado para ese personaje, por lo que era importante tener un poco más de volumen y ser un poco más parecido a un oso en mi postura y tamaño«, cuenta a Empire. Así es como lo consiguió.

Un entrenamiento intenso sin riesgo de lesiones

Skarsgård comenzó a trabjar con Lygbäck para ganar músculo. Como recoge Insider, entrenó con pesas pesadas y ligeras. Entrenaban cinco días a la semana, pudiendo añadir un día extra para recuperar movilidad. «Se trataba de construir ese poder y parecer poderoso», asegura el entrenador y añade que no querían que luciese con el físico que tenía en La leyenda de Tarzán

En todo momento tuvieron en cuenta que el actor, por mucha potencia física que parezca que tiene, ya ha cumplido 45 años y había riesgo de lesiones, lo que habría retrasado mucho el proceso. Para evitar que esto sucediera se centraron en trabajar la movilidad. Al mismo tiempo, bajaron la intensidad de las repeticiones en el levantamiento de peso para que Skarsgård no se lastimara. A pesar de que todo iba con buena marcha, se encontraron con un problema que no habían previsto.

El protagonista de ‘El hombre del Norte’ fue esposado y arrastrado: «Fue física y mentalmente el trabajo más difícil que he tenido»

Del mismo modo que Lygdbäck diseñó un plan de entrenamiento específico, tuvo muy en cuenta la alimentación. Era fundamental que el actor comiera justo lo que necesitaba. Durante el periodo de entrenamiento comió una pequeña cantidad de calorías por encima de lo que solía comer normalmente. Tres semanas antes del rodaje, cambió de táctica y llevó a cabo un ligero déficit calórico. No tenía muchas restricciones en cuanto a lo que podía comer, siempre que fuese más o menos sano, y los fines de semana se permitía una copa de vino junto a su entrenador.

Parar en el confinamiento para volver con más fuerza

Lygdbäck y Skarsgård entrenaron juntos durante unos tres meses antes de que comenzara el rodaje en marzo de 2020. Todos sabemos lo que sucedió en ese momento: llegó el coronavirus, la película se suspendió y el entrenamiento tuvo que pausarse. Esto sumó un nuevo reto a la preparación de Skarsgård, puesto que tuvo que luchar por mantener el físico durante el confinamiento. Volvieron a la carga en junio y volvieron a entrenar en agosto. Curiosamente, esto hizo que el actor estuviera en mejor forma cuando empezó el rodaje.

«Cuando eres actor, estás mimado. Tienes mucha ayuda. El estudio te conseguirá el mejor entrenador y el mejor nutricionista y el mejor plan. Ellos organizan todo. Así que realmente no tienes que hacer mucho. Te dicen qué hacer y cuándo hacerlo», cuenta el protagonista de El hombre del Norte en una entrevista con Empire, «Estaba muy emocionado por hacer la película después de años de preproducción y planificación, y de hablar con Rob [el director] sobre el personaje y la historia. Son muchos meses y años de hablar hipotéticamente sobre el personaje. Luego, cuando comienzas a entrenar, ese es el primer día en que entras en preproducción real, al menos para mí como actor«.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter