DC vuelve a cambiar su calendario de estrenos: Warner no podría permitirse estrenar más de dos películas este año – Noticias de cine



Las secuelas de ‘Aquaman’ y ‘Shazam’ vuelven a retrasarse, y son sólo algunos de los múltiples cambios de calendario que ha realizado Warner Bros. Discovery por motivos económicos.

Los fans de DC no pueden permitirse un descanso ante las continuas noticias que vienen de la nueva directiva de Warner Bros. Discovery, y encima no son las más positivas. No sólo es posible que Batgirl nunca vea la luz del día (algunos medios hablan de que están haciendo «proyecciones funerales» de la cinta), sino que ahora tendrán que esperar más para los regresos de sus héroes favoritos.

Entre los múltiples cambios de calendario anunciados por la compañía para su calendario de estrenos, que incluyen retrasos para la secuela de La monja, la adaptación de Salem’s Lot o el estreno en cines de la nueva Evil Dead Rise, vemos también las dos secuelas más esperadas del Universo DC. Es decir, tanto Aquaman como Shazam llegarán más tarde de lo previsto.

En el caso de ¡Shazam! La furia de los dioses, prevista para el 23 de diciembre de este año en plena competencia con Avatar: El sentido del agua, su nueva fecha de estreno ha sido fijada para el 17 de marzo de 2023. Esa fecha era para Aquaman and the Lost Kingdom, que finalmente se moverá a finales del año, al 25 de diciembre de 2023. Algunos rumores apuntan que el blockbuster de Jason Momoa aún tiene mucho camino por recorrer en cuanto a terminar los efectos especiales y hasta podría haber reshoots para pulir detalles.

No obstante, eso resulta la menor de las preocupaciones ahora mismo. Con estos cambios, el calendario de estrenos de Warner Bros. Discovery para lo que queda de año se reduce ahora mismo a tres película: la inminente No te preocupes querida, la otra gran peli de DC para este año Black Adam y el remake de House Party, que pasa de ser estreno de HBO Max a cines. Algunos reporteros, como Borys Kit de THR, aseguran que el motivo es económico, ya que no podrían permitirse el marketing de más de dos películas grandes (House Party llevaría un gasto económico menor a las otras dos).

La decisión continúa el mandato de reducir costes todo lo posible para este ejercicio, que también se está notando en el terreno de HBO Max. Además de una importante reducción de plantilla y cancelación de futuros estrenos, la plataforma está retirando algunos de sus originales menos exitosos para poder declararlos como pérdidas y acogerse a una reducción de impuestos que alivien las cuentas apretadas de la compañía tras la fusión con Discovery. Se vienen tiempos complicados para uno de los estudios grandes de Hollywood.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu email, apúntate a la Newsletter de SensaCine