¿Dónde está Loki? La ausencia de Tom Hiddleston en ‘Thor: Love and Thunder’, explicada – Noticias de cine



La recién estrenada cinta es la primera de la franquicia en la que no aparece el icónico personaje, pero hay una razón de peso para que así sea.

Aunque la recién estrenada Thor: Love and Thunder nos ha dejado un buen puñado de cameos y dos comentadas escenas post-créditos, hay un personaje estrechamente relacionado con el Dios del Trueno que no se ha dejado ver, por primera vez en la historia de la franquicia, en la última película estrenada de la Fase 4. La ausencia de Loki, el icónico personaje interpretado por Tom Hiddleston, hermano de Thor y protagonista de su propio solo como una de las series de Marvel más exitosas de Disney+, puede haber despistado a más de uno, sobre todo tras haber sido una pieza esencial en Thor (2011), Thor: El mundo oscuro (2013) y Thor: Ragnarok (2017). Sin embargo, hay una razón de peso para que no haya formado parte de la cuarta entrega de la saga protagonizada por Chris Hemsworth.

En Thor: Love and Thunder, nos reencontramos con el personaje tras los sucesos acontecidos en Vengadores: Endgame, decidido a dejar tanto Asgard como su vida de héroe atrás y a dedicar su nueva vida a su crecimiento personal y a llevar a cabo misiones junto a los Guardianes de la Galaxia. Sin embargo, la entrada en escena de un villano llamado Gorr (Christian Bale) que se propone acabar con todos los dioses le obliga a regresar a Asgard y hacer equipo tanto con Valquiria (Tessa Thompson) como con la nueva portadora del Mjölnir, que no es otra que su ex novia Jane Foster (Natalie Portman). Pero no, Loki no es uno de sus aliados.

Aunque el momento exacto en que Thor: Love and Thunder se sitúa en el Universo Cinematográfico de Marvel no está del todo claro (Taika Waititi declaraba recientemente en una entrevista que entre 2025 y 2026), lo que sí es seguro es que la película tiene lugar después de la Saga del Infinito que incluye las Fases 1, 2 y 3. Así, en este punto de la historia, el Loki de la Sagrada Línea Temporal ya está muerto y esa es, principalmente, la razón de su ausencia.

Como recordarás, el Dios de las Travesuras moría al comienzo de Vengadores: Infinity War a manos de Thanos (Josh Brolin) y, al contrario que en anteriores películas, Marvel Studios no llegó a resucitarle. Ni siquiera después de revertir el chasquido en Vengadores: Endgame. Sin embargo, para la alegría de todos, el Universo Cinematográfico de Marvel sigue contando entre sus filas con un Loki, una versión del personaje de 2012 que es la que protagoniza la serie Loki de Disney+ y de la que su hermano Thor no tiene constancia.

Así, el personaje interpretado por Tom Hiddleston está en algún lugar en otra línea temporal y viviendo las aventuras que tanto nos cautivaron en la primera temporada de la serie de forma completamente ajena a lo que transcurre en la Sagrada Línea Temporal, sin que nadie en ella sepa que hay un Loki en algún lugar y con Thor convencido de que la muerte de su hermano es irreversible.

Las escenas poscréditos de ‘Thor: Love and Thunder’, explicadas: Un nuevo fichaje para Marvel y un regreso

No obstante y a pesar de su ausencia en Thor: Love and Thunder, la cuarta película de Thor ha dejado una puerta abierta a la presencia de Loki en Valhalla. En la segunda escena post-créditos de la película, Jane Foster fallece es recibida por Heimdall (Idris Elba) en el Valhalla tras fallecer a consecuencia de su cáncer. Si la superheroína, a pesar de no ser asgardiana puede acabar allí, y teniendo en cuenta que es la primera vez que se visita el lugar en el UCM, quizá estemos ante la pista definitiva de que Loki, también muerto en batalla, se encuentre en ese lugar.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter