El curioso comienzo de Brad Pitt como actor: de telenovelas americanas a una película directa a DVD – Noticias de cine


El conocido intérprete acaba de estrenar su último éxito en taquilla, ‘Bullet Train’.


Desde que los espectadores vimos por primera vez a Brad Pitt en Thelma & Louise, estaba claro que estaba destinado a ser una de las grandes estrellas de Hollywood. Casi todas sus películas que llegan a las salas de cine son sinónimo de éxito. La última de ellas es la recién estrenada Bullet Train, el filme que coprotagoniza junto a Joey King, Aaron Taylor-Johnson y Sandra Bullock. Sin embargo, los comienzos del querido actor fueron complicados. Como la mayoría de sus compañeros de profesión, Pitt empezó desde lo más abajo.

Tras abandonar la carrera de periodismo en la Universidad de Columbia a finales de los 80, Pitt se mudó a Hollywood para comenzar su sueño como actor. Sus incursiones en la industria del cine empezó muy pronto a través de papeles secundarios en películas y programas de televisión. Eso sí, su primer papel protagónico en un filme no tardó en llegarle.

Un galán de telenovelas

Pero el primer papel actoral de Pitt no fue en una película, ya que comenzó su carrera profesional en las telenovelas americanas. Más concretamente en 1987 en la telenovela Another World donde interpretó a la estrella del baloncesto de la escuela secundaria Chris, junto a John Hudson de David Forsyth. 

Más tarde, el querido actor también apareció en cuatro episodios de la exitosa telenovela Dallas. En dicha serie, Pitt cautivó a los espectadores interpretando al personaje de Randy hasta 1988. Además, interpretó otros papeles en Los problemas crecenJóvenes policías y Treinta y tantos.

Un comienzo desafortunado

La primera película de Pitt, por la que le pagaron $1,523 por siete semanas de grabación, fue tan extraña que estuvo archivada durante años. El lado oscuro del sol estuvo guardada bajo llave durante nueve años para luego salir directamente en DVD. Según los rumores, todo parece indicar que se perdieron durante la Guerra de Yugoslavia. En cambio el actor cree “que se archivó porque carecía de valor de entretenimiento”.

En la película de 1988, Pitt interpreta a Rick, un estadounidense enviado a Yugoslavia para ver a un curandero con la esperanza de curar su enfermedad de la piel. Rick es mortalmente alérgico a la luz del sol, por lo que pasa la mayor parte de sus días vestido con un traje de cuero negro y una máscara. Pero su condición no le impide entablar una relación romántica con Frances (Cheryl Pollak), una actriz que le hace reconsiderar lo que quiere de su vida. 

Unos comienzos que gicieron que descubriéramos a uno de los mejores actores de los últimos tiempos. Así, Pitt lleva 35 años haciendo las delicias de los espectadores con personajes tan conocidos y entrañables como Cliff Booth en Érase una vez en Hollywood, por el que ganó un Oscar, o Aquiles en Troya.

Si no sabes qué ver y quieres recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter