El director de ‘No mires arriba’ explica por qué optó por ese sorprendente final – Noticias de cine



Adam McKay desvela por qué solo podía acabar de un modo, a pesar de las trágicas consecuencias. La película está disponible en Netflix.

¡Cuidado, SPOILERS! No sigas leyendo si no has visto ‘No mires arriba’

Nunca vimos un apocalipsis tan cercano y amenazante como el de No mires arriba. El director Adam McKay utiliza el impacto de un cometa contra la Tierra como metáfora de lo cerca que estamos de acabar con el planeta en el que vivimos y lo poco que hacemos para frenarlo. Políticos ineptos, medios de comunicación donde obvian la cruda realidad, ciudadanos negacionistas… Todo lo que aparece en la cinta tiene su base en la vida real y, según la visión de McKay, vamos hacia un trágico desenlace: estamos condenados a morir.

Es lo que sucede en el final de No mires arriba. Al contrario de lo que ocurre en muchas películas apocalípticas de Hollywood, en los momentos finales del largometraje, el cometa impacta y mata a toda criatura viviente. Podían haberlo frenado poco después de su descubrimiento, pero la ambición de unos pocos termina castigando a toda la humanidad. ¿Por qué terminar de esta manera tan dura y sorprendente? El director cuenta que no podía ser de otra manera, ya que quería transmitir el mensaje de que el fin del mundo es, de hecho, una posibilidad.

Si te fijas en cómo estamos respondiendo a la crisis climática, […] creo -y me incluyo- que nos hemos vuelto espectadores y tendemos a mirar. [Las películas] siempre terminan bien, quizás porque todos esperamos que funcione. Hablo por mí mismo cuando digo que quizás hemos tomado por seguro que va a funcionar y he olvidado que yo también tengo que hacer el trabajo. Tienes que hacer cosas para tener un final feliz. Siempre he querido una película con este final, que nos recordase que no todo está garantizado

McKay señala cómo nos hemos acostumbrado a que todas las historias terminen bien, ya sea un filme de catástrofes, uno de James Bond o una nueva entrega de Marvel. «Hemos visto muchas películas donde se garantiza que va a haber un final feliz o donde el mundo se salva. Sabemos que va a terminar con un final feliz», asegura el director. Con esta nueva película, quería ir en contra de lo establecido para hacernos reaccionar: «Pensé que tendría el poder de romper con esa regla narrativa de Hollywood».

Leonardo DiCaprio, conocido activista por el medio ambiente y protagonista de la cinta, reconoce que se emocionó con el desenlace y le encantó cómo está planteado. «El final de la película es realmente oscuro. Si no hubiese habido ese cambio de tono, no creo que nos hubiéramos emocionado al hacerlo. Eso es lo que me encantó del final, porque siento que es así como respondería. Somos una especie social y me gustaría estar rodeado de gente que amo e ignorar el inminente Armagedón. Esa escena en la cena es lo que me enganchó».

Las escenas poscréditos de ‘No mires arriba’, explicadas (sí, son dos)

La escena poscréditos alternativa que sumaba otra capa de reflexión

Si el objetivo de McKay era hacernos reflexionar acerca de nuestro papel en el planeta, desde luego lo ha logrado. La cinta termina de redondearse con dos escenas poscréditos que rompen un poco con ese tono trágico, pero añaden aún más significado a lo que el cineasta nos quiere contar. En la primera de ellas, vemos al grupo de millonarios que ha logrado escapar del impacto y ha llegado a un nuevo planeta por habitar. Salen de sus cámaras de criogenización y se encuentran con todo un paraíso de flora, fauna y criaturas extrañas. La presidenta Orlean (Meryl Streep) se acerca a una de ellas y rápidamente es devorada.

Mientras esta maravillosa secuencia fue improvisada, McKay había planeado otra escena en la que los millonarios habían transportado a trabajadores con ellos para que les construyeran casas en su nuevo hogar, pero todos ellos mueren en el trayecto. Esto daba pie a una subasta para ver quién se pone manos a la obra. «Empiezan a sobornarse entre sí con 10.000 milones de dólares, 20.000 millones… Totalmente sin sentido. Te das cuenta de que no hay nadie que haga cosas por ellos, por lo que son inútiles. Pero el final del Bronteroc era muy divertido y nunca puedes equivocarte con un montón de criaturas espaciales que se comen a un montón de millonarios», cuenta el director.

No mires arriba es una de las películas de Netflix más visionadas de los últimos días -ya va por los 111 millones de visionados-. Si todavía no la has visto, no dudes en darle una oportunidad. En cambio, si ya lo has hecho y te ha encantado, recuerda que Netflix tiene muchas otras películas de ciencia ficción.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter