El fracaso de ‘Han Solo’ aún afecta a Star Wars: cómo el fallido spin-off ha cambiado el rumbo de la saga galáctica – Noticias de cine



De trilogías convertidas a series a secuelas descartadas. Así ha tenido que reevaluar Lucasfilm su estrategia después de que la película no cumpliese con las expectativas.

No fue una película terrible, pero sí que dejó que desear, tanto en lo creativo como especialmente en lo comercial. Han Solo: Una Historia de Star Wars recaudó notablemente menos que las anteriores películas de Star Wars, dejando una amarga sensación de fracaso que provocó un cambio de rumbo en la estrategia de Lucasfilms. Un cambio que todavía tiene consecuencias.

La más clara es precisamente noticia estos días. Uno de los guionistas que estaba involucrado en el proyecto de Obi-Wan Kenobi confirmó que el plan original era hacer una trilogía de películas con Ewan McGregor, pero la decepcionante taquilla de Solo paró esos planes. En su lugar, se condensó y luego expandió para dar forma a la serie que se ha estrenado finalmente en Disney+.

Este es uno de los proyectos confirmados que cambiaron su estrategia tras el estreno de la película de Alden Ehrenreich, pero eso no quiere decir que fuese el único. Antes de su estreno se sabía que había planes de hacer una película spin-off sobre Boba Fett, pero ese proyecto cayó rápidamente en el olvido. En su lugar, Jon Favreau propuso la alternativa de hacer The Mandalorian, que compartía estética pero no personaje, y consiguió el proyecto de Star Wars reciente más exitoso.

Star Wars tiene un problema con su pasado y sus series para Disney+ lo están demostrando

En dicho proyecto se introdujo además al mencionado Boba Fett, que lanzaría luego su propia serie spin-off El libro de Boba Fett, que pasó sin pena ni gloria. De nuevo, Lucasfilm creyó encontrar una vía exitosa y decidió explotarla con personajes del pasado, pero se quedó a medio camino al no saber del todo qué historia contar con ellos. Un poco lo mismo que pasó con Han Solo.

Pero los proyectos que más sufrieron la caída de aquella película fueron los que iban a estar derivados de ella. Una potencial secuela, a la que sin duda apuntaba, fue totalmente descartada, y el posible spin-off con Lando, que fue interpretado por Donald Glover, se puso en la nevera de forma indefinida.

Actualmente se transmite la sensación de que Star Wars no tiene muy claro cómo afrontar sus personajes legado. Tanto películas como series han dejado sensaciones agridulces, y es posible que la mayor esperanza para su futuro pase por explorar el universo alejado de ellos. No es que Han Solo tenga enteramente la culpa de esto, sino más bien una producción nerviosa y caótica para intentar el producto más complaciente posible que, irónicamente, ha dejado más insatisfacción que otra cosa. Y de ahí ha sido una bola de nieve creciente.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter