‘John Wick’: 10 guiños escondidos en la saga sobre el asesino de Keanu Reeves


La franquicia, que ya está preparando el estreno de su cuarta entrega, contiene algunos cameos y referencias a tener en cuenta.

El éxito de John Wick en 2014 fue totalmente inesperado. La historia protagonizada por Keanu Reeves, que comenzó como un filme sobre la venganza de un hombre al que matan a su perro y le roban el coche, ha ido escalando entrega tras entrega. La franquicia, tras su secuela John Wick: Pacto de sangre y la tercera entrega John Wick: Capítulo 3 – Parabellum, se ha convertido en la historia de un exasesino dispuesto a derrotar la Alta Mesa, el concilio encargado de gobernar el mundo criminal. Y en eso se adentrará el protagonista en John Wick 4, que llegará a los cines en marzo de 2023.

Pero antes de disfrutar del nuevo capítulo del asesino de Reeves, hemos hecho un repaso por las anteriores entregas de la saga para mostrarte 10 guiños escondidos que puede que hayas pasado por alto. Algunos de ellos son conexiones con el folclore ruso y la mitología griega. Otros aluden al pasado y orígenes del protagonista. Incluso hay algunos que son referencias a Matrix, la película que Reeves protagonizó en 1999 en la que da vida a Neo.

La saga Joh Wick comenzó en 2014 con David Leitch y Chad Stahelski detrás de las cámaras. De cara a la segunda entrega, Leitch abandonó la franquicia y, desde entonces, Stahelski se ha mantenido como director de las secuelas. No obstante, el estilo violento lleno de acción ha estado muy presente en la filmografía de Leitch, quien ha llevado a la gran pantalla títulos como Atómica, Deadpool 2, Fast & Furious: Hobbs & Shaw y Bullet Train

A continuación, echa un vistazo a los 10 guiños escondidos en la saga John Wick:

‘Matrix’


En John Wick: Capítulo 3 – Parabellum Keanu Reeves dice una frase que ya recitó en Matrix interpretando a Neo. En un momento del filme, Winston (Ian McShane) pregunta al asesino qué necesita, y este responde: «Armas. Muchas armas». Eso mismo es lo que Neo contesta a Tank (Marcus Chong) en Matrix.

Baba Yaga


En John Wick (Un buen día para matar), la primera entrega de la saga, Viggo (Michael Nyqvist) se refiere al asesino como Baba Yaga. Esto es una referencia al folclore ruso, en el que se conoce como Baba Yaga a una bruja vieja muy poderosa que utilizan los padres para asustar a sus hijos. Además, es un ser conocido por tentar a las personas a entrar en su casa -que conecta con el inframundo- para cocinarlos y comérselos.

Un cameo de la NBA


John Wick: Capítulo 3 – Parabellum tiene un cameo de un jugador de la NBA. En el inicio del filme, el protagonista se enfrenta a un hombre muy alto en una biblioteca. Se trata del serbio Boban Marjanović, miembro actual del equipo de los Houston Rockets que mide 2 metros y 21 centímetros. Marjanović ha aparecido recientemente en la película Garra de Netflix. 

Un mes de acción en la vida de John Wick


¿Cuánto tiempo pasa entre la primera y la tercera entrega de la saga? Según IMDB, las tres primeras películas cubren, aproximadamente, un mes en la vida del protagonista. Entre John Wick (Un buen día para matar) y su secuela John Wick: Pacto de sangre pasan cuatro días. A ellos hay que sumar el tiempo que pasa el protagonista peleando, llevando a cabo estrategias, escapando y viajando desde Estados Unidos hasta Italia (segunda entrega) y a Marruecos (en John Wick: Capítulo 3 – Parabellum). Esto cambiará de cara al estreno de John Wick 4 en 2023.

Iron Chef


Mark Dacascos -director, actor, experto en artes marciales y presentador de televisión- debutó en la saga protagonizada por Keanu Reeves en John Wick: Capítulo 3 – Parabellum, y lo hizo como un cocinero de sushi. Esto es un guiño a los años que Dacascos pasó trabajando en el concurso televisivo de cocina The Iron Chef.

Mitología Griega


Lance Reddick da vida a Charon en la saga. Su personaje es el recepcionista de El Continental, el hotel de asesinos dirigido por Winston (Ian McShane), y está conectado a la mitología griega. Su nombre recuerda al de Caronte, el barquero del dios del inframundo Hades. Aquellas almas que querían ser transportadas tenían que pagar a Caronte un óbolo -moneda griega de plata- y por eso a los muertos se les metía una moneda en la boca. Al igual que este personaje de la mitología griega, Charon deja pasar o no a los asesinos que acuden a El Continental y deben pagarle con monedas para conseguir los servicios del hotel.

El tatuaje de John Wick


El asesino de Keanu Reeves tiene muchos tatuajes y con ellos podemos aprender un poco sobre su pasado. En su espalda, en grande, puede leerse la frase «Fortis Fortuna Adiuvat», que es latín y se traduce como «La Fortuna favorece a los más fuertes». Se trata de un proverbio de la diosa pagana Fortuna -no confundir con el lema del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos: «Fortes Fortuna Juvat»-. En cuanto al resto de tatuajes, estos recuerdan a los que se hacían los prisioneros rusos durante la época de la Unión Soviética para indicar su carrera y rango. No nos olvidemos que el protagonista es ruso y fue entrenado por la Ruska Roma, la mafia rusa.

El reloj hacia dentro


¿Te has fijado que John Wick (Keanu Reeves) lleva el reloj con la esfera en el interior de la muñeca? Los militares también se lo ponen así y hay varias razones para ello: se daña menos, pueden mirarlo mientras disparan o llevan un arma en las manos y evita que la luz se refleje en el cristal.

Morfeo


La saga John Wick cuenta con más de un guiño a Matrix. El Rey Pescador, el líder de uno de los servicios de inteligencia del mundo criminal, está interpretado por Laurence Fishburne. Él es el actor que da vida a Morfeo en la saga de las hermanas Lilly y Lana Wachowski. Fishburne debutó en la franquicia en John Wick: Pacto de sangre y repitió en John Wick: Capítulo 3 – Parabellum.

Un nombre familiar


En John Wick: Capítulo 3 – Parabellum se revela el pasado ruso del protagonista: su nombre real es Jardani Jovavonic y fue entrenado por la Ruska Roma, la mafia rusa. No obstante, no queremos hablarte sobre el origen de ese nombre, sino de cómo se le ocurrió a su creador bautizar al personaje como John Wick. Derek Kolstad, quien escribió el guion de John Wick (Un buen día para matar) y de sus dos secuelas –John Wick 4 cuenta con Michael Finch y Shay Hatten como guionistas-, utilizó el de su abuelo materno