La ley xenófoba no escrita para alcanzar el éxito: actores que se vieron forzados a cambiar su nombre para triunfar en Hollywood – Noticias de cine


Actores como Martin Sheen o Thandiwe Newton tuvieron que renunciar a su nombre de nacimiento para evitar barreras en su carrera. Estos son algunos de los casos más remarcables.

Que los actores que quieren triunfar en Hollywood se cambien el nombre no es algo extraño. De hecho, resulta bastante común. Hay algunos que se los cambian por tener un nombre artístico guay o porque su nombre real ya lo tenía alguna otra estrella (como le pasó a Michael Keaton para que no le confundieran con Michael Douglas).

No obstante, hay algunos actores que se ven obligados a ese cambio de nombre porque el suyo original no se amolda a Hollywood. Nombres de origen latino, indio u otras regiones poco inglesas que deben ser cambiados para hacerlos más «aptos» de cara al público. Estos son algunos de los casos más llamativos.

Ben Kingsley


Universum Film

Nacido con el nombre de Krishna Bhanji, por las raíces guyaratíes de su padre indio, Ben Kingsley adoptó un nombre británico más pronunciable por temor a perder oportunidades laborales. Según confesó el actor inglés, en cuanto hizo el cambio empezó a tener más trabajos de diferentes tipos. Irónicamente, ese cambio por un nombre menos indio le llevó a interpretar a una de las figuras indias más importantes como era Gandhi.

Helen Mirren


2021 Universal Pictures. All Rights Reserved.

De padre ruso, Helen Mirren fue bautizada con el nombre de Ilyena Lydia Mironoff. Fue su propio padre el que decidió hacer el cambio del nombre familiar, ligado a la aristocracia, para esquivar la rusofobia que se estaba instaurando durante el transcurso de la guerra fría. De nuevo, el cambio hacia un nombre más apropiadamente inglés le facilitó el acceso a diferentes trabajos, desde obras de teatro de Shakespeare a la mismísima realeza en The Queen (La Reina).

Jennifer Aniston


Sony Pictures Releasing France

La estrella de Friends no se llamaba realmente Jennifer Aniston, sino Jennifer Linn Anastassakis. Su apellido griego viene directamente de su padre, John Aniston, que también se lo cambió de Yannis Anistasskakis para que se le abrieran más puertas en Hollywood. Es difícil imaginar a algún ejecutivo de Hollywood que aceptase tener que poner ese apellido en los créditos de una comedia que aspiraba a ser popular.

Martin Sheen


Ali Goldstein / Netflix

En el caso de Martin Sheen, americano con el nombre de Ramon Antonio Gerardo Estevez a causa de su padre español, el cambio se produjo también por temor a perder oportunidades laborales. Su nombre español habría causado confusión a directores de casting y al público, por lo que realizó este cambio del que se ha arrepentido desde entonces, sobre todo por el daño que hizo a su padre. Sus hijos siguieron caminos dispares también con el apellido familiar, con Charlie Sheen siguiendo con el cambio americanizado y Emilio Estevez optando por respetar la herencia de su abuelo.

Thandiwe Newton


Shayne Laverdiere

Quizá uno de los cambios más absurdos y bochornosos de la historia de Hollywood. Durante largo tiempo Thandiwe Newton se vio obligada a trabajar bajo el nombre de Thandie Newton por un error tipográfico en los créditos de su primera película. La eliminación de la «w» hacia menos compleja la pronunciación de su nombre, y tuvo que tragar durante largo tiempo con este error hasta que hace poco decidió reclamar su verdadero nombre para sus futuros proyectos.