La razón detrás del beso lésbico en ‘Lightyear’: «Queríamos una película inclusiva y no contar una historia de amor» – Noticias de cine


El ‘spin-off’ de ‘Toy Story’ se ha convertido en la primera película de Pixar en mostrar una escena así. Su director Angus MacLane nos explica cómo fueron las conversaciones que condujeron a ella.

Lightyear, el ‘spin-off’ de Toy Story sobre el icónico guardián espacial, ha hecho historia. El filme, dirigido por Angus MacLane y con la voz de Chris Evans como el protagonista en su versión original, es la primera película de Pixar en incluir un beso lésbico. El filme ya ha llegado a las salas de cine y la historia detrás de la escena ha tenido sus más y sus menos. Este momento LGTB ha hecho que Lightyear sea prohibida en 14 países, que haya recibido críticas homófobas y que el propio Evans haya defendido la escena llamando a los que no están de acuerdo «idiotas». No obstante, el beso también tiene una razón narrativa y su director nos la ha contado.

Buzz es el protagonista de Lightyear y su mejor amiga es Alisha, otra guardiana espacial. Su relación es muy estrecha y ella forma una familia con otra mujer: se casan, tienen un hijo y una nieta llamada Izzy, con la que Buzz se encontrará más adelante en el futuro y con la que tendrá que formar equipo para cumplir una misión.

MacLane destaca que quisieron hacer una película inclusiva, pero también eliminar cualquier tipo de atisbo de romance entre Buzz y Alisha y, más tarde, con su nieta Izzy.

«Estábamos emocionados de contar una historia inclusiva con un reparto y personajes diverso», comienza el director, que también es guionista de Lightyear. «Uno de los grandes retos narrativos con el que nos encontramos fue que no queríamos contar una historia de amor entre Buzz y Alisha. Haciendo a Alisha ‘queer’ y dejando claro que no estaba interesada en Buzz de forma romántica, eso ayuda mucho a que esa relación sea del tipo mentor o de hermana mayor».


Al inicio de Lightyear, Alisha y Buzz se van reencontrando cada cuatro años. Después de quedarse atrapados junto al resto de la tripulación en un planeta inexplorado, la única forma de salir de allí es conseguir un hipersalto. Buzz pilota la nave que lleva a cabo las pruebas, pero cada salida al espacio supone solo unos minutos para él y cuatro años para los que se quedan en tierra. El tiempo va pasando y un día Alisha ya no está. Tras otra prueba más, Buzz regresa al planeta y se encuentra con Izzy, la nieta de su mejor amiga.

‘Lightyear’ y el verdadero significado de «¡hasta el infinito y más allá!»: «Siempre quisimos que Buzz encontrase una familia»

Como explica MacLane:

Así, cuando llegamos al segundo acto, cuando Buzz conoce a Izzy, no sientes: ‘Vaya, es una segunda oportunidad para reconectar con su antiguo amor’. Lo que hace es continuar su amistad. Ese era el pensamiento detrás de eso

Originalmente, el beso no estaba incluido en la película. No obstante, las críticas de los trabajadores de Pixar hacia la actitud del CEO de Disney Bob Chapek con respecto al proyecto de ley ‘No digas gay’ en Florida -que prohíbe a los maestros hablar de identidad de género y sexualidad en las aulas- y de que afirmaran que la compañía censuraba momentos de afecto LGTB en sus películas, hicieron que el beso lésbico volviese a formar parte de la película.

«La verdad es que esa gente es idiota», ha declarado Evans recientemente en Reuters sobre las críticas homófobas hacia la escena. «Cada vez que hay un avance social a medida que despertamos, la historia estadounidense, la historia humana es una constante de despertar y de crecimiento social y eso es lo que nos hace buenos. Siempre habrá personas que tengan miedo y no se den cuenta y traten de aferrarse a lo que había antes. Pero esa gente se extingue como dinosaurios. Creo que el objetivo es no prestarles atención, avanzar y abrazar el crecimiento que nos hace humanos».

Lightyear Crítica





 

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu email, apúntate a la Newsletter de SensaCine