«Llegué a sentir que ser gay no estaba bien»: Daniel Franzese, actor de ‘Chicas malas’, se sincera sobre su experiencia en una terapia de conversión – Noticias de cine



El cómico interprete se sinceró sobre su dura etapa de su vida, donde se veía obligado a negar su identidad como miembro del colectivo LGTBI y hasta enfrentarse a su familia.

La realidad para muchos miembros del colectivo LGTBI sigue siendo muy dura, habiendo todavía muchos lugares del mundo donde no pueden mostrar abiertamente su identidad e incluso se les obliga a negarla y cambiarla. En muchas localidades pequeñas, profundamente religiosas, se siguen aplicando las terribles y pseudocientíficas terapias de conversión, que buscan «arreglar» a jóvenes que muestran o revelan su homosexualidad.

Fue el caso del actor y cómico Daniel Franzese, criado en una comunidad y familia católicas. A pesar de que su familia le aceptaba tal y como era, el actor percibía que el mundo a su alrededor le hacía «sentir que ser gay no estaba bien», y terminó en una de estas terapias de conversión.

Una etapa sobre la que el actor de Chicas malas se sinceró en Page Six, donde se forzó a ir a esta terapia por recomendación del sacerdote de su abuela. Franzese habló sobre cómo el proceso de intentar convertirle en otra cosa que no era le llevó hasta el enfrentamiento con los que más le apoyaron, incluyendo su propia familia.

Fui a sesiones de terapia individual con una persona que intentaba convertirme en heterosexual y hacer que rezara para alejar lo gay y enemistarme con todos mis aliados. Me dijeron que le dijera a mi madre que ella era la razón por la que yo me inclinaba hacia los pensamientos bisexuales o lo que fuera, porque ella era muy abierta. Me hicieron salir del armario ante mi madre, que era literalmente como mi mejor aliada, y decirle: ‘Es tu culpa’.

A pesar de que su madre fue de las que más le apoyó cuando reveló su homosexualidad, los responsables de la terapía le hicieron enemistarse con ella, provocando que dejasen de hablar durante meses. Finalmente, Franzese tuvo una revelación que le llevó a rechazar aquella terapia y aceptarse a sí mismo tal y como era.

Estaba asustado. Y [mi terapeuta] me dijo: ‘¿De qué tienes miedo?’. Y yo dije: ‘Tengo miedo de ir al infierno’. Y él dijo: ‘Podrías estar [haciendo una felación], y podría estar sucediendo la segunda venida de Cristo, y no irías al infierno si amas a Dios. No es así como funciona’.

Franzese se salió de la terapia y se reconcilió con su madre, viviendo una mejor y más feliz etapa de su vida donde podía conciliar su sexualidad y su fe. Después de aquello, tuvo la oportunidad de salir y destacar en la exitosa comedia Chicas malas, interpretando a un joven homosexual como él que luego ha servido de inspiración para que otros jóvenes se aceptasen a sí mismos. Ahora, además de realizar pequeños roles secundarios y shows de comedia, lleva un podcast sobre religión y pertenecer al colectivo LGTBI llamado Yass, Jesus!.

Puedes ver Chicas malas en streaming a través de Amazon Prime Video.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter