‘Moonfall’ y otras 7 veces en las que Roland Emmerich ha destruido la Tierra con su cine – Noticias de cine


El realizador alemán estrena su última película en España: un filme en el que la luna sale de su órbita y amenaza con acabar con la humanidad.

A pesar de no contar en muchas ocasiones con el favor de la crítica, Roland Emmerich es uno de los grandes nombres dentro del género de la ciencia ficción. El cineasta, que comenzó sus primeros años con pequeñas producciones en su Alemania natal -allá por la década de los 80- dio el salto a Hollywood en 1992 con una película protagonizada por dos de las grandes estrellas de acción de la época (Jean-Claude Van Damme y Dolph Lundgren): Soldado universal. Desde entonces, el director ha procurado alternar productos englobados dentro del fantástico (Stargate: Puerta a las estrellas), con superproducciones (Asalto al poder) e, incluso, se ha atrevido con largometrajes de corte histórico (Anonymous, El patriota). Pero, si por algo se ha caracterizado su cine es por sus tintes apocalípticos; en los que la Tierra se ve bajo la sombra de alguna amenaza destructiva. Y es aquí donde podemos englobar su última cinta: Moonfall.

Aprovechando que la cinta protagonizada por Halle Berry y Patrick Wilson llega a los cines este viernes 4 de febrero, hemos realizado una recopilación las películas de Roland Emmerich en las que el director muestra cómo sería la destrucción de nuestro planeta -o al menos parte del mismo- si alguna amenaza de corte natural, extraterrestre o por la propia mano humana, se cerniese sobre ella.

‘Moonfall’ (2022)

 

Podríamos definir el último trabajo de Roland Emmerich como su tótum revolútum, y es que Moonfall engloba los rasgos más característicos del cine del realizador alemán y los eleva a su máxima potencia: ciencia ficción loquísima, una amenaza que pone en gran peligro a la Tierra, héroes imprevistos, grandes efectos especiales y una familia desestructurada que consigue salir adelante pese a enfrentarse al fin del mundo.

En ella, el actor Patrick Wilson (que repite a las órdenes de Emmerich tras Midway) encarna a un astronauta que ve como su misión espacial se va al traste cuando una extraña fuerza casi consigue destruir su nave, acaba con la vida de su compañero novato y deja inconsciente a su otra compañera (a la que da vida Halle Berry). Pese a conseguir salvar la vida de una de las miembros de su tripulación y estabilizar la embarcación, cuando vuelve a la Tierra y cuenta lo que vió, en lugar de ser tratado como un héroe es apartado por la NASA. Este hecho, finalmente, consigue decepcionar tremendamente a su hijo (que termina convertido en un semi delincuente), le cuesta el matrimonio, y acaba arruinado además de con la reputación por los suelos. Sin embargo, con el paso de los años un teórico de la conspiración (al que da vida John Bradley) se percata de que la Luna se ha movido de su órbita, y la Tierra corre un grave peligro.

Alejándose de los grandes estudios, Emmerich ha realizado una película entretenidísima cargada de impresionantes efectos especiales, que se erige como una de las grandes producciones de ciencia ficción de 2022. Moonfall es cine palomitero cien por cien, que no se toma demasiado en serio a sí misma, por lo que se convierte en toda una gozada -de corte muy loco y desenfadado- para el espectador.

Puedes verla en: cines.

‘El principio del Arca de Noé’ (1984)


Centropolis Film Productions

En el año 1984 Roland Emmerich debutó en el largometraje con la película El principio del Arca de Noé. Ambientada en un post apocalíptico año 1997, el filme recrea la odisea de dos astronautas a bordo de una nave que tiene como objetivo el seguimiento de la meteorología terrestre, asolada por la radiación. Todo cambiará cuando conozcan que el gobierno quiere usar el vehículo espacial como un arma y poder cambiar el tiempo a su antojo. 

Muy lejos de las superproducciones de grandes efectos especiales, la ópera prima de Emmerich ya daba señales sobre el gusto del realizador por la ciencia ficción en la que la Tierra se ve amenazada o bien, como en esta ocasión, ha sufrido un desastre que ha mermado notablemente sus recursos y población. Un filme que también tiene una potente carga crítica contra el uso militar de determinados inventos científicos.

Puedes verla en: No disponible en ninguna plataforma.

‘Estación Lunar 44’ (1990)


Después de las juveniles El secreto de Joey (1985) y El secreto de los fantasmas (1987), Roland Emmerich volvió a la ciencia ficción por la puerta grande con una producción con la que conseguiría dar el salto definitivo de su Alemania natal a Hollywood: Estación Lunar 44. Con un reparto internacional plagado de caras conocidas como la de Michael Paré (Calles de fuego), Lisa Eichhorn (El camino de Cutter) o Malcolm McDowell (La naranja mecánica) se trata de un filme ambientado en un futuro post apocalíptico en el que la humanidad trata de regresar a una Tierra que fue devastada años atrás.

La película, que vuelve a tener algo de crítica social al convertir a las multinacionales en las culpables de los males de la Tierra, narra como unos robots comienzan a atacar y conquistar las naves en las que se refugian los humanos tras un gran cataclismo que asoló el planeta. Un filme de bajo presupuesto que rezuma aroma ‘ochentero’ y que se hizo muy popular entre los aficionados al género de la época.

Puedes verla en: Filmin.

Sorteamos 5 entradas dobles para ver en cines ‘Moonfall’

‘Independence Day’ (1996)

 

Tras su primera gran producción de ciencia ficción para Metro-Goldwyn-Mayer (Stargate: Puerta a las estrellas), en 1996 Twentieth Century Fox produciría una película de Roland Emmerich que se convertiría en uno de los grandes taquillazos de ese año y sentaría las bases del cine que caracterizaría al realizador alemán en años venideros: Independence Day. En ella, la Tierra se ve invadida por una poderosa raza alienígena cuya única intención es someter a la humanidad.

Con un reparto de estrellas, entre los que se encontraban, Will Smith, Jeff Goldblum y Bill Pullman, Independence Day es una película de fuerte contenido patriótico estadounidense (dato curioso viniendo de un alemán), que llega en ocasiones incluso a la parodia (como en el discurso que da el presidente de la nación, antes de embarcarse en una misión suicida a bordo de un caza del ejército). Sin embargo, la cinta tiene momentos que ya son historia del cine, como cuando un enorme rayo alienígena vuela por los aires la Casa Blanca. A pesar de convertirse en una de las películas más taquilleras de la época, la crítica se cebó con ella y describió a Emmerich como un realizador que prometía grandes ideas en sus inicios pero que se había convertido en un productor de ‘fast food’ cinematográfico. Opiniones aparte, el filme se alzó con el premio Oscar a los Mejores efectos visuales.

Puedes verla en: Disney+.

‘Godzilla’ (1998)

 

Dos años después de Independence Day, Roland Emmerich vuelve a arrasar Nueva York y a presentarnos a una amenaza gigantesca que puede acabar con la sociedad tal y como la conocemos: Godzilla. Dejando de lado los orígenes que sus creadores japoneses tuvieron para el popular personaje, el guión de Dean Devlin y propio Emmerich reinventa la mitología del monstruo convirtiéndolo en un reptil que ha alcanzado proporciones gigantescas por culpa de las pruebas nucleares realizadas por el ejército francés en el Océano Pacífico.

Filme que contó con un presupuesto de 120 millones de dólares (cortesía de TriStar Pictures) y un reparto internacional de caras conocidas como las de Matthew Broderick, Jean Reno y Hank Azaria. La costosa producción llegó, incluso, a presentarse en el Festival de Cannes de 1998 aunque -eso sí- fuera de concurso. Como curiosidad, cabe destacar que si Independence Day se alzó con el premio Oscar a los Mejores efectos visuales, Godzilla tiene el dudoso honor de haber conseguido un Razzie a la peor actriz (Maria Pitillo) y otro al peor ‘remake’ o secuela.

Puedes verla en: Netflix.

‘El día de mañana’ (2000)

 

En el año 2000 Emmerich trataría de dar una vuelta de tuerca a su carrera con la película histórica El patriota (otra cinta con un poderoso mensaje nacionalista estadounidense), protagonizada por Mel Gibson. Sin embargo, en 2004 y de nuevo de la mano de Twentieth Century Fox volvería a lo que mejor se le ha dado siempre: el cine de ciencia ficción de grandes catástrofes, con la gran producción El día de mañana.

En el filme Emmerich aborda su mayor destrucción cinematográfica de la Tierra a gran escala, producida por el calentamiento global. Protagonizada por un Dennis Quaid que encarna a un científico que prevé una gran glaciación en el hemisferio norte del planeta -y cuyo hijo trata de sobrevivir a esta catástrofe con epicentro, de nuevo, en la ciudad de Nueva York- El día de mañana tiene un mensaje de crítica política nada sutil cuando muestra cómo los habitantes y políticos de los grandes países del norte tienen que emigrar al sur si quieren sobrevivir como especie. Grandes efectos especiales, un mensaje ecologista y una familia como protagonista son los ingredientes de un largometraje que tiene todas las señas del realizador que lo firma.

Puedes verla en: Disney+.

‘Moonfall’: Roland Emmerich convierte la Luna en la nueva amenaza de la Tierra en el tráiler en español en EXCLUSIVA

‘2012’ (2009)

 

Roland Emmerich aprovechó unos -cacareados por aquel entonces- escritos mayas que situaba un posible fin del mundo en el año 2012 para volver a rodar una de sus populares cintas de ciencia ficción en las que la Tierra es devastada. En esta ocasión, una actividad proveniente del centro del planeta alerta a los científicos Adrian Helmsley (Chiwetel Ejiofor) y Carl Anheuser (Oliver Platt) sobre un posible fin de la humanidad como la conocemos por lo que idean un plan de escape para la supervivencia de unos pocos miembros de la sociedad y así poder reconstruirla en un futuro próximo (como si de un Arca de Noé se tratara).

Protagonizada por un buen puñado de caras conocidas en horas bajas (John Cusack, Thandiwe Newton, Danny Glover), 2012 es otra cinta de catástrofes que gira en torno a la figura de un padre de familia desestructurada que trata de salvar a los suyos en medio de la mayor destrucción a la que la Tierra se ha enfrentado: tsunamis, terremotos, glaciaciones… Una vez más, Emmerich trata de superarse filmando poderosas escenas de desastres naturales, pero se olvida de dar algo más de empaque a unos personajes que parecen demasiado estereotipados una vez más.

Puedes verla en: alquier en AppleTV.

‘Independence Day: Contraataque’ (2016)

 

Pese a ser un director que no había rodado una sola secuela de una de sus películas con anterioridad, Roland Emmerich se hizo cargo de la segunda parte de la que, sin duda, es su película más recordada hasta la fecha: Independence Day. El cineasta, que llevaba años alejado de la ciencia ficción con filmes como el drama histórico Anonymous, la cinta de acción Asalto al poder o incluso una cinta inspirada en hechos reales (Stonewall), retomó de esta forma el género que más popularidad le había otorgado entre el gran público con Independence Day: Contraataque.

En esta ocasión el joven actor Liam Hemsworth tenía la gran responsabilidad de sustituir como protagonista a una de las mayores estrellas de Hollywood: Will Smith. Los que sí repetían eran Jeff Goldblum y Bill Pullman. En el filme, 20 años después de la primera invasión a la Tierra los alienígenas que aterrorizaron al planeta vuelven para contraatacar a pesar de que todas las naciones propusieron un plan de defensa conjunto para evitar posibles nuevas agresiones extraterrestres.

Puedes verla en: Disney+.