Penélope Cruz confiesa la anécdota más loca de su carrera – Noticias de cine



La actriz, junto a Antonio Banderas y Oscar Martínez, ha visitado el plató de ‘El Hormiguero’ como invitada y ha repasado las cosas más estrafalarias que le han pasado.

Penélope Cruz lleva a sus espaldas décadas de experiencia en la industria cinematográfica en las que ha trabajado con directores y actores de todo tipo. Esto significa que se ha debido de enfrentar a situaciones estrafalarias y ha debido de vivir anécdotas de lo más divertidas. Durante su reciente entrevista a El Hormiguero, donde ha acudido junto a Antonio Banderas y Óscar Martínez para promocionar Competencia Oficial, la actriz ha reconocido que lo más loco que le ha ocurrido a la hora de preparar un proyecto es que le pregunten si se comía la ropa.

Lo más fuerte que me ha pasado es que, me propusieron una película, y en la primera reunión me preguntó si yo me comía la ropa del personaje cuando no me gustaba lo que el director había propuesto como vestuario. ¡Si yo me comía la ropa! ‘¿Pero cómo me voy a comer la ropa?’ le dije yo. Y me dijo: ‘es que yo tenía una actriz que cuando no le gustaba la camisa que yo quería para tal escena, se iba corriendo por el bosque y se la comía’

Penélope Cruz se quedó muy sorprendida ante esta pregunta y, sobre todo, por la naturalidad con la que el director llevaba el tema. «Él me preguntaba si yo era una de éstas o si era alguien más normal», continúa la intérprete. Después investigó por su propia cuenta y descubrió que era cierto. Hay una actriz que se come la ropa en caso de que no le guste la elección, pero no ha desvelado ningún nombre.

En Competencia oficial, su última película, la actriz da vida a Lola Cuevas, una directora de cine pasada de vueltas a la que todo le da igual. Cruz reconoce que siempre es liberador interpretar a alguien así, ya que te permite hacer cosas que nunca harías en la vida real. «Me lo he pasado muy bien. Es un personaje sin filtro y le da igual lo que piensen de ella, entonces tiene una libertad… Es una tarada que va por ahí haciendo mucho daño a los demás. Yo no quiero parecerme a ella, pero poder interpretar a alguien así… Necesitas esa libertad para poder hacerlo y que te dé igual todo. Es muy liberador porque no hay muchos personajes así», confiesa Cruz.

El increíble poder de Tom Holland para controlar sus sueños

Afortunadamente, Lola Cuevas le ha pillado en una época de su vida en la que intenta no mezclar trabajo con su vida personal. Cuando era más joven, le gustaba regodearse en la personalidad de su personaje. Por ejemplo, si daba vida a alguien que sufría, cuanto más mejor. Desde que tiene hijos, reconoce, deja las cualidades de su papel en el set de rodaje e intenta irse limpia de vuelta con su familia: «Hay días que te vas a casa con un poco de esa energía ahí. Eso nos pasa a todos». 

Otro aspecto que ha cambiado con los años es el de las supersticiones. Asegura que con 25 o 30 años tenía muchísimas, pero tuvo que parar. «Yo vi que eso se estaba desmadrando de tal manera que paré. Dije ‘si no, a los 50 no sé como voy a estar’. Cada vez eran más y, además, como que me gustaba tenerlas. Me empezaron a robar mucha energía y dije ‘hasta aquí», cuenta la actriz. Ha eliminado algunas manías, pero sigue conservando muchas otras que, a ojos de cualquier otra persona, la harían parecer como una loca. «Si alguien me viera cuando yo estoy preparando mis personajes, desde fuera pensarían que estoy mal de la cabeza, pero allá cada uno con su método o no método, con lo que valga para prepararse», confiesa.

Competencia oficial se estrena en cines este viernes 25 de febrero.

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter