Qué fue de los actores de ‘E.T. El extraterrestre’: Así han cambiado los protagonistas de la película que marcó a más de una generación


Libros de cocina, obras literarias de fantasía, series de televisión de éxito, oficinas de correos…. ¡cuatro décadas dan para mucho!

El extraterrestre que encogió el corazón de varias generaciones se hace mayor, y este 2022 celebra su 40 aniversario. En 1982, llegaba a los cines E.T., el largometraje dirigido por Steven Spielberg, que nos enseñó el verdadero significado de la amistad. La película se proyectó por primera vez en el marco del Festival de Cannes, en mayo de 1982. Pero no sería hasta el 11 de junio cuando el filme inició su andadura por las salas de Estados Unidos -a España llegó el 6 de diciembre de ese mismo año- sin que nadie pudiera presagiar que estaba a punto de surgir un nuevo fenómeno cinematográfico. 

La película se convirtió en la más taquillera de 1982 y, durante más de una década, ocupó el primer puesto en el ranking mundial de los filmes con mayor recaudación de la historia del cine. Un puesto que, curiosamente, se vio obligada a ceder, en 1993, a Jurassic Park, otro de los grandes éxitos de Steven Spielberg. 

Qué fue de los niños de ‘Jurassic Park’: De jóvenes actores a pintora y bajista de Queen en ‘Bohemian Rhapsody’

El éxito de E.T. El extraterrestregalardonada con cuatro Oscar, también se debió a las impecables interpretaciones de sus protagonistas. Unos protagonistas para los que participar en el largometraje de Spielberg supuso un antes y un después en sus vidas. Algunos supieron gestionar el éxito a la perfección como Henry Thomas -el pequeño Elliott- y Dee Wallace -su madre en la gran pantalla-; para otros, como Drew Barrymore -la adorable Gertie-, dar el salto a la fama tan joven, le jugó una mala pasada, y algunos como Robert MacNaughton -el mayor, Michael- no terminaban de ver la actuación su modo de vida. Pero, lo que importa, es que a día de hoy todos ellos llevan una vida de lo más placentera. 

Henry Thomas


Henry Thomas saltó a la fama con sólo 11 años. El actor, que allá por 1982 ya había participado en dos largometrajes, fue elegido por Steven Spielberg para encarnar al inolvidable Elliott en la entrañable película ganadora de cuatro Oscar. Un papel que supondría un asecenso en su carrera profesional en el mundo de la interpretación. 

Dos años después, en 1984, de ver cómo E.T. El extraterrestre se convertía en un clásico inmediato del séptimo arte, Thomas fichó para protagonizar el drama Elliot, mi mejor amigo, junto a Gene Hackman. En los años posteriores de la década de los 80, el jóven actor se lo tomó con calma, para poder compaginar su trabajo con sus estudios. Pese a ello, participó en un total de cinco proyectos cinematográficos entre los que destacan El secreto del lago y El primer crimen. 

La década de los 90 supondría un gran cambio para Henry Thomas. Sin dejar a un lado su carrera como intérprete, Thomas quiso probar suerte con la música, y se unió a la banda de country The Blue Heelers, en la que además de cantar, tocaba la guitarra. Su pasión por la música no fue algo pasajero, y tras la desaparición de The Blue Heelers, se incorporó al grupo de rock Farspeaker, con el que continúa dando conciertos. 

Si hay algo que ha dejado claro Henry Thomas, en estas cuatro últimas décadas, es su amor por todo lo relacionado con la cultura. En 2019, inició su aventura como escritor y publicó la novela de fantasía The Window and the Mirror: Book One: Oesteria and the War of Goblinkind. El primer volumen de lo que se espera que se convierta en una trilogía. El actor, que siempre ha sido un gran amante de este género, ha confesado que parte de la inspiración de su relato viene de sus años de adolescencia y juventud como jugador del Dungeons & Dragons. 

Pese a ser feliz desarrollando esas dos nuevas facetas profesionales, Thomas nunca se ha desligado del cine, y, desde los 90 hasta la actualidad, ha participado en numerosos largometrajes como Leyendas de pasión, Gangs of New York, Ouija: El origen del mal, Doctor sueño y A todos los chicos de los que me enamoré, entre otras.  

A mediados de los 2000, el intérprete, que ya había participado anteriormente en varias películas para la pequeña pantalla, empezó a interesarse por la ficción televisiva. De todos sus proyectos, cabe destacar la serie antológica de Mike Flanagan para Netflix, formada por La maldición de Hill House y La maldición de Bly Manor, y Misa de medianoche, también junto a Flanagan. Actualmente, se encuentra en pleno rodaje del nuevo proyecto para televisión del guionista, The Fall of the House of Usher, en el que compartirá pantalla con Carla Guigino, Mark Hamill y Mary McDonnell.

Drew Barrymore


Aunque ya había aparecido en dos películas para televisión, el verdadero debut como actriz de Drew Barrymore llegó de la mano de Spielberg. La pequeña de siete años fue la elegida para dar vida a Gertie, la hermana pequeña del protagonista Elliott. A pesar de su corta edad, su actuación impresionó, no sólo a la industria del cine, sino también a la crítica. Unas alabanzas que enseguida situaron a Barrymore entre las nuevas promesas del séptimo arte. 

Sólo dos años después del estreno de E.T. El extraterrestre, en 1984, llegó su primer papel protagonista, en el ‘thriller’ de terror Ojos de fuego, a las órdenes de Mark L. Lester. Ese mismo año participó en la comedia dramática Diferencias irreconciliables, junto a Ryan O’Neal y Shelley Long, y un año más tarde en la comedia de terror Los ojos del gato. Un título que supuso un punto de inflexión en la carrera de la actriz, quien no volvería a participar en una película para cines hasta 1989, con Amores compartidos, al lado de Jeff Bridges, Alice Krige y Farrah Fawcett. 

A mediados de la década de los 90, la actriz empezó a encauzar de nuevo su trayectoria profesional, y empezó a participar en títulos más populares entre los que destacan Batman Forever; Todos dicen I Love You, de Woody Allen; Por siempre jamás; Nunca me han besado, y Scream: Vigila quién llama. En este último, Barrymore fue fichada para interpretar el papel protagonista, pero por un reajuste en su agenda, el rol principal fue a parar a manos de Neve Campbell, y ella se quedó con uno sencundario, cuya imagen seguro que tienes en tu cabeza.

La entrada en el nuevo siglo llegaría con su participación en proyectos cinematográficos como Los ángeles de Charlie, Donnie Darko, Confesiones de una mente peligrosa, 50 primeras citas y Tú la letra, yo la música, entre otras. Pero su actuación destacaría en Grey Gardens, una película para televisión por la que, en 2009, conseguiría su segunda nominación a los Premios Emmy. Este mismo año, la actriz estrenó su primer largometraje de ficción como directora, Roller Girls; aunque ya había debutado tras las cámaras con el documental televisivo Choose or Lose Presents: The Best Place to Start. 

Barrymore también quiso probar suerte dentro del mundo de las series y en 2017 fue fichada para protagonizar la comedia de terror de Netflix, Santa Clarita Diet. 

Además de su carrera como actriz, directora y productora -ha producido diversos largometrajes y series de televisión desde 1999-, Drew Barrymore puede presumir de tener una vida profesional de lo más activa fuera del cine y la televisión. En estas cuatro décadas, ha trabajado como modelo, ha creado una marca de ropa (Dear Drew), ha demostrado ser una gran fotógrafa con su cámara Pentax y ha publicado varios libros, uno de ellos de cocina (Rebel Homemaker: Food, Family, Life), una de sus grandes pasiones.

Por si fuera poco, desde 2020 presenta su propio programa de entrevistas, El show de Drew Barrymore, en la cadena CBS.

Robert MacNaughton


Al igual que para sus hermanos en la ficción, para Robert MacNaughtonE.T. El extraterrestre también supuso su gran debut como actor. MacNaughton, que por aquel entonces tenía 16 años, fue elegido para ponerse en la piel de Michael, el hermano mayor de Elliott, en la película de Steven Spielberg. Un papel que le valió el premio Young Artist a Mejor actor joven de reparto. Todo hacía presagiar el inicio de una carrera plagada de éxitos en la gran pantalla. Sin embargo, el intérprete no tenía del todo claro que quisiera dedicarse al cine durante el resto de su vida. 

Durante los seis años posteriores al estreno de E.T. El extraterrestre, MacNaughton participó en varias series y películas para la televisión con pequeños papeles. Sin embargo al llegar los 90, decidió alejarse de las cámaras para dedicarse al teatro. Un lugar donde tampoco terminó de encajar.

Finalmente, Robert MacNaughton optó por dejar la actuación definitivamente porque, como él mismo reconocía, la suerte no había estado de su parte durante su etapa como actor. Desde entonces, trabaja como empleado en una oficina de correos de Phoenix (Arizona). MacNaughton, que en 2015 volvió a ponerse delante de las cámaras en las películas Laugh Killer Laugh y Frankenstein vs. the Mummy, ha reconocido que es feliz con la vida que lleva ahora. 

Dee Wallace


Cerramos este ‘qué fue de los actores de E.T. El extraterrestre‘ con Dee Wallace, la inolvidable Mary Taylor, madre del pequeño Elliott y sus hermanos. A diferencia que sus hijos en la ficción, cuando entró a formar parte de la mítica película, Wallace ya poseía una dilatada carrera en el mundo de la interpretación. Pero es innegable que participar en el filme de Spielberg hizo que su nombre empezase a sonar con más fuerza dentro de la industria. 

La década de los 80 fue muy prolífica para la actriz y alternó papeles en la gran pantalla, como Cujo y Critters, con otros para la televisión como Una vida juntos y La nueva Lassie. En los 90, se centró, mayoritariamente, en películas para televisión, aunque también participó en proyectos cinematográficos como Agárrame esos fantasmas. 

En el nuevo siglo, la actriz ha seguido incorporando nuevos papeles a su extensa filmografía, formada, a día de hoy, por más de un centenar de títulos

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter