Seis características de un televisor que vienen muy bien para disfrutar de ‘La Casa del Dragón’ o ‘Los anillos de Poder’ – Noticias de cine


Seriéfilos y cinéfilos pueden sacar provecho de las últimas especificaciones incorporadas por los fabricantes. Las diferencias son evidentes.


No cabe duda de que hemos vivido una explosión ‘seriéfila’ en los últimos años, un fenómeno que no tiene pinta de que se vaya a desinflar en mucho tiempo. Solo hay que comprobar el número de ficciones televisivas que hay programadas y los niveles de calidad que tienen muchas de ellas.

No importa el tipo de espectador. Del amante del cine al devorador de series, pasando por aquel que le gusta ver lo que está en boca de todos, unos y otros se han puesto de acuerdo para cambiar el modelo de consumo: elegir lo que quieren ver y cuándo quieren reproducirlo.

En un nivel superior de exigencia están los usuarios que también quieren elegir cómo disfrutan de los contenidos. Entran en escena montones de especificaciones y tecnologías que definen televisores especiales, diseñados para ver con las mejores garantías las creaciones de las principales productoras de series, o las pelis de los estudios de Hollywood.

Dragones y elfos merecen una nueva pantalla


Hablando sobre series, hay dos grandes producciones que están siendo estos días la comidilla de redes sociales y muchos medios de comunicación. Hablamos de La casa del dragón y El señor de los anillos: Los anillos de poder, que coinciden en el tiempo para encender la rivalidad entre HBO y Amazon Prime Video. Una contienda que solo beneficia al espectador.

La batalla comenzará el 21 de agosto con el regreso de ‘Juego de tronos’, para pocos días después – 2 de septiembre – encontrarnos con una nueva aventura en los mundos de Tolkien. Sin hacer spoiler, solo os recomendamos que echéis un vistazo a unos tráilers que dejan con la boca abierta, y es que pocas películas de primer nivel cuentan con el de producción de estas dos series

¿Queréis disfrutarlas tal y como fueron ideadas por sus creadores? Para eso es necesario contar con un televisor de última generación como los que ofrece TCL, que aseguran la máxima calidad de paneles, un sonido a la altura y la compatibilidad con los principales formatos y certificaciones del mercado. 

1.Máxima calidad de representación con pantallas de última generación


Con la introducción de las pantallas Mini LED,se está produciendo un cambio importante en el mundo de los televisores de gama alta. Modelos como el TCL C835 de 55 pulgadas golpean primero en el mercado al ofrecer esta tecnología, que permite una manera mucho más eficiente de retroiluminar una pantalla LCD

¿En qué nos beneficia a la hora de ver una película? Gracias a los miles de LEDs que componen la retroiluminación, se consigue un control más preciso de las zonas a iluminar. 

Esto se traduce en la generación de un mayor contraste, con negros más profundos y blancos más brillantes. Con este mayor nivel de profundidad y nitidez, no nos perderemos un detalle en esas series y películas que apuestan por tomas oscuras e iluminaciones sutiles. 

Es importante conocer que, además de la retroiluminación mini-LED, la serie TCL C83 es la primera en unir esta tecnología con un panel Quantum Dot LED. Juntos consiguen representar más de mil millones de colores de una manera más vívida y realista.

2. Cubrir los principales estándares HDR 


Para asegurar una reproducción fiel de las series y películas, la industria introdujo estándares como el HDR. Los televisores compatibles son capaces de adaptar de manera dinámica los principales parámetros de una imagen, para que cada escena se vea tal y como fue concebida.

Es realmente importante cumplir con la compatibilidad de los principales formatos HDR, ya que los servicios de vídeo bajo demanda ya los contemplan. Existen multitud de formatos, cada uno con diferentes niveles de exigencia en cuanto a brillo máximo y niveles de intensidad. También es esencial contar con una gran profundidad de color.

Los televisores TCL van a ser los mejores compañeros de nuestras películas y series, ya que pueden presumir de cubrir la mayoría de estos estándares, destacando modelos como el TCL C835, que soportan HDR10+, Dolby Vision y Dolby Vision IQ. Se atreve incluso con la exigente certificación Imax Enhanced.

Televisores de un nivel más asequible en TCL tampoco se olvidan de esta posibilidad, y modelos de la serie TCL P73 son compatibles con Dolby Vision y HDR10.

3. Claridad de movimiento con la máxima fluidez


Mostramos los contenidos con la resolución perfecta, el contraste ideal y la representación de color más fiel, pero no podemos olvidarnos del movimiento de las imágenes. Si queremos disfrutar de imágenes en movimiento rápido, como las escenas de acción que nos esperan en las series de Amazon y HBO, es necesario que el panel sea rápido “dibujando” la información.

En TCL presumen de la tecnología Motion Clarity de sus televisores, capaz de llegar a una tasa de refresco variable (VRR) de hasta 144 Hz en su versión Pro. La podemos encontrar en la serie TCL C835, una especificación que convierte a las teles en ideales para la reproducción de videojuegos.

La serie TCL P73 también apuesta por Motion Clarity, con una tasa de refresco de 60 Hz. Otras tecnologías a tener en cuenta son el modo ALLM, que mejora la latencia; la tasa de movimiento claro (CMR), que controla el desenfoque de movimiento y reduce las vibraciones para brindar una imagen clara; o la conectividad HDMI 2.1.

4. Sonido como en una sala de cine


Si hay un apartado en el que los cines marcan la diferencia con la tele en casa, ese sin duda es el sonido. Para vivir la mejor experiencia desde nuestro salón, lo habitual es tener que añadir equipos de alta fidelidad a la tele, que no suele tener potencia o capacidad para generar sonido envolvente.

En TCL solucionan esta deficiencia aliándose con ONKYO. Los especialistas en alta fidelidad son los encargados de crear un sistema de sonido a la altura de la calidad de imagen de la serie TCL C83. Con él nos podemos olvidar de comprar una barra de sonido.

El sistema incluye altavoces 2.1, junto a un subwoofer integrado, ambos firmados por la compañía japonesa. Han sido diseñados para conseguir la máxima claridad de sonido, potenciando el audio envolvente Dolby Atmos.

5. Un cerebro para mejorar las imágenes


La cantidad de información que deben gestionar los televisores es abrumadora, en especial si se quiere mejorar en tiempo real la calidad de la imagen. Por esto, todos los fabricantes de televisores están integrando potentes procesadores. 

En el caso de TCL, este hardware es conocido como AIPQ, en su segunda generación. No solo procesa a nivel de vídeo, sino que también trabaja con el audio del contenido. Es el encargado de subir la resolución para mejorar contenidos que tienen una calidad básica.

6. El Smart TV más avanzado con Google TV


¿Es importante el sistema operativo de nuestro televisor para ver películas? Por supuesto, es la puerta a las aplicaciones de vídeo bajo demanda que existen en el mercado. Un sistema como Google TV nos da acceso a todas, con las mejores prestaciones.

Las series TCL C83 y P73 apuestan por este avanzado sistema operativo y lo hacen con el Asistente de Google integrado. Esto quiere decir que podemos acceder a los contenidos con nuestra voz.

Podemos hablar con el televisor y pedirle que se encienda, que cambie la entrada de vídeo, inicie una aplicación concreta, o busque la nueva serie de El señor de los anillos sin necesidad de tocar ningún botón. Quien lo prueba, repite. 

Si no sabes qué ver y quieres recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter