«Y todo por dos pequeños y preciosos pezones»: Florence Pugh cierra bocas con la mejor respuesta a las críticas a su espectacular vestido – Noticias de cine



El increíble look transparente que la actriz lució en un desfile de Valentino ha sido objeto de un montón comentarios desagradables, pero ella tiene la mejor respuesta: una reflexión necesaria y un mensaje de autoaceptación.

Florence Pugh ha sido tan contundente como magnífica en la que sin duda ha sido la mejor respuesta posible a las críticas hacia el vestido que lució el pasado viernes en Roma con motivo asistente al desfile de Alta Costura de Valentino. La actriz nominada al oscar por Mujercitas acudio al evento, un mágico desfile que tuvo lugar en la mismísima escalinata de Piazza Spagna, con un espectacular look para la ocasión: un impresionante vestido largo, rosa y transparente diseñado por la prestigiosa firma de lujo italiana.

A Florence Pugh le hacía especial ilusión lucirlo. Está orgullosa de su cuerpo y, a pesar de que sabía que las reacciones a un vestido que dejaba ver sus pechos no se harían esperar, estaba emocionada por que llegase el momento de ponérselo. Así lo ha reconocido ella misma en una magnífica publicación en su cuenta personal de Instagram después de, efectivamente, haber recibido todo tipo de críticas desagradables dirigidas tanto al vestido en sí como a su propio cuerpo.

Lo que hace que la respuesta de Pugh sea tan absolutamente perfecta es que la actriz no se limita a pasar de las críticas, sino que acompaña las fotografías de su vestido con una necesaria e interesante reflexión y un importantísimo mensaje de autoaceptación.

«Cuando vestí ese increíble vestido de Valentino sabía que no había forma de que no hubiera un comentario al respecto. Ya fuera negativo o positivo, todos sabíamos lo que estábamos haciendo», comenzaba escribiendo Pugh reconociendo que sabía que habría reacciones al respecto. «Estaba emocionada de llevarlo, ni una parte de mí estaba nerviosa. No lo estaba antes, durante y, ni siquiera ahora, después». No le ha sorprendido, pero sí asegura que le ha parecido «interesante» atestiguar esas reacciones y comprobar en primera persona «lo fácil que es para los hombres destruir por completo el cuerpo de una mujer» y el miedo que algunos le tienen a los pechos. Algo que le resulta realmente «preocupante».

Lo que ha sido interesante de ver y atestiguar es lo fácil que es para los hombres destruir el cuerpo de una mujer públicamente, con orgullo, para que todo el mundo lo vea. Incluso lo hacéis con vuestros puestos de trabajo y emails del trabajo en vuestra bio? No es la primera vez y ciertamente no será la última que una mujer escuche lo que está mal en su cuerpo por parte de un puñado de extraños. Lo que es preocupante es lo vulgares que podéis ser algunos hombres

«Lo que es más preocupante es… ¿Por qué os asustan tanto los pechos? ¿Pequeños? ¿Grandes? ¿Izquierdo? ¿Derecho? ¿Solo uno? ¿Quizá ninguno? Qué. Es. Tan. Terrorífico», continúa Pugh. «Me hace preguntarme ¿Qué te ha pasado para que te haga feliz estar tan notablemente molesto con el tamaño de mis senos y mi cuerpo?».

Afortunadamente, Pugh está absolutamente orgullosa de su cuerpo, lo conoce muy bien y no le asusta enseñarlo. Y las opiniones de los demás le importan muy poco. A Florence Pugh le resbalan los comentarios de aquellos que se muestran «decepcionados con sus tetas pequeñas» o le recriminan que tiene el «pecho plano», pero tiene muy claro que va a usar la educación con la que creció y que ha hecho de ella una mujer segura y fuerte para hablar alto y claro sobre este tema.

Estoy feliz con todos los «defectos» que no podía soportar mirar cuando tenía 14 años. […] Estoy completamente al tanto del tamaño de mi pecho y no me asusta. Estoy muy agradecida de haber crecido en un hogar con mujeres muy fuertes, poderosas y con curvas. Fuimos criadas para encontrar poder en los pliegues de nuestro cuerpo. Para hablar alto y claro sobre estar cómodas. Siempre ha sido mi misión en esta industria decir ‘a la mierda y que le j**n’ cada vez que alguien espera que mi cuerpo se transforme en una opinión sobre lo que es sexy o sexualmente atractivo

Y, por último, Pugh lanza un último mensaje a todos aquellos para los que hacer comentarios abusivos hacia las mujeres públicamente y sin ningún reparo sigue siendo algo fácil: «Crece. Respeta a las personas. Respeta los cuerpos. Respeta a todas las mujeres. Respeta a los humanos. La vida será mucho más fácil, te lo prometo. Y todo por dos pequeños y preciosos pezones…».

Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter